domingo, 14 de septiembre de 2008

CONCEPTUALIZACIÓN DEL VALOR, LOS VALORES MORALES, PRINCIPALES VALORES MORALES

¿QUÉ ES EL VALOR?

En la conversación diaria se le atribuye valor a una persona o a un objeto porque tiene cualidades que responden a ciertas necesidades.

Ejemplo 1: El oro es valioso para alguien porque es un metal duro o porque ostenta un color hermoso, o porque se intercambia fácilmente por otros objetos o por dinero.

Sin embargo, tal valor o valores se pierden para quien, hambriento o sediento, solo encuentra en un desierto lingotes de oro. Así, no responde a necesidad alguna: por tanto deja de ser un valor.

Ejemplo 2: A una actitud humana se le da una apreciación análoga si responde a necesidades individuales o sociales.

Si una comunidad humana se siente insegura porque las mentiras o las medias verdades le impiden conocer lo que está sucediendo, se apreciará como un valor que alguien convierta en profesión la práctica de buscar solo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Esta es una actitud que genera confianza y que, por tanto, se estima como un valor.

Entonces, Valor es lo que corresponde a una necesidad. Y puede haber tantos valores como necesidades.

Indudablemente, no estamos hablando de un valor de uso (esto me sirve a mí o es de mi provecho) o de un valor de cambio, propio de la oferta y la demanda en las transacciones comerciales de la Bolsa de Valores.

La noción filosófica del Valor es mucho más compleja y tiene que referirse necesariamente al Ser, porque es este el que valora, el que le da su calidad, el que le confiere su estima.

Además, en el complejo mundo de la Axiología (tratado o estudio del Valor en cuanto tal) se da la diferenciación del Pseudo Valor o Valor Aparente y también se estudia las gradaciones o niveles que tiene el Valor.

Incluso, frente a la fuente u origen del Valor se puede tomar posiciones: “El Valor está en el Objeto” (posición objetivista u objetivismo valorativo); “El Valor está en el propio sujeto que le da esa calidad especial” (posición subjetivista o subjetivismo valorativo).

Definición: Los valores –hablando filosóficamente– son cualidades que expresan relaciones de sentido que el ser humano descubre en los seres (en otras personas y en los objetos).

Entre todos los valores posibles, interesa estudiar los Valores Éticos o Morales que son aquellos que hacen referencia a la actividad moral del hombre, porque este los encarna, los vivencia, los hace suyos y los expresa a través de su actividad diaria.


PRINCIPALES VALORES MORALES

1.- El Valor de la Vida, el primero de todos porque es la condición de posibilidad de los demás valores. Sin vida, carece de sentido hablar de valores.


2.- El Valor de la Justicia, no solo en el sentido de dar a cada cual lo que le pertenece sino a comunicarle todo a cuanto tiene derecho en razón de su condición humana.

3.- El Valor del Amor Humano, porque hace que la persona se encuentre a sí misma, en su identidad propia, y en su comunicación con los demás.

4.- El Valor de la Verdad. También tiene que ver con la comunicación, porque la verdad de dicha comunicación (la sinceridad y la transparencia de una persona) es indiscutiblemente un valor.

5.- El Valor de la Libertad, que se basa en la capacidad de elegir y que tiene su fundamento cabal en la dignidad de la persona humana, como ser racional.